No sufras, emprende con inteligencia emocional.

¿Tienes un sueño?, ¿Estás en pleno momento emprendedor?….todos los días conocemos ideas alentadoras de alguien que ha comenzado una nueva aventura emprendedora, alguien que será ejemplo a seguir por otros, sin embargo no hay que dejar pasar por alto algo importante: Emprender y orientar tus esfuerzos hacia esta aventura requiere de un alto grado de conocimiento y madurez emocional.